Plantillas por termo-fusión por técnica de vacío directo

Corría  el año 2000,  faltaba  poco tiempo para los JJOO de Sydney.

El ciclista alemán Jan Ullrich,  arrastraba una lesión  en uno de sus pies, como consecuencia de un mal calzado, que aparejaba dolores importantes, que estaban alterando su rendimiento, de manera preocupante.

El médico de su equipo (Telecom) Lothar Heinrich, le sugiere probar, como una de las últimas chances,   de hacer unas plantillas, con una técnica especial, que se estaba experimentando con  los esquiadores alpinos franceses. Ullrich acepta, juntos viajan a Francia, a la empresa Sidas, donde le desarrollan unas plantillas, con un material ultra delgado…..pero moldeadas al pié, dentro del zapato ¡¡

No solamente pudo volver a entrenar con normalidad, sino que obtuvo la medalla de Oro en Sydney, de su especialidad.

Gilles Reboul, destacado triatleta francés (Dijon Triatlón), campeón del mundo por equipos en 06`, y Norman Stadler, Ironman Hawai 04’ y 06’

Son algunos de los que en la actualidad, utilizan esta técnica novedosa

Que comenzaba a desarrollarse hace algunos años.

Los franceses  la denominan “técnica de vacío controlado directo al pié”, y en un principio lo que buscaban, eran  materiales y técnicas capaces de desarrollar una plantilla  que fuese ultra delgada, para caber adentro de la bota de esquí, y que pudiese ser adaptada anatómicamente al pié, dentro de dicha bota. Sabemos que Francia es una potencia de campeones en todas las ramas del esquí, por eso, hay empresas que invierten grandes sumas en investigación y desarrollo de materiales, entre ellos los de fabricación para ortesis de pie.

El corolario de esas investigaciones, da como resultado una gama de materiales, llamadas  resinas composite, ò compuestas, cuyas características más importantes son:

Espesores que varían entre los 0,7 y 1,4 mm.

Se pueden termo fusionar ò soldar  varios espesores entre sí, logrando zonas de alta dureza, y otras muy flexibles, como  la punta del pié, con espesores máximos de 2 a 2,5 mm.

Se moldean y fusionan a bajas temperaturas (70º), lo que permite trabajar fácilmente con las manos.

El nombre de la técnica, está dado porque es necesario crear vacío (desalojar el aire), directamente adentro del calzado, para poder copiar perfectamente la anatomía del pié.

Esto se logra introduciendo pequeñas mangueras, ò cánulas, dentro del calzado, conectadas a una máquina, que, una vez introducido el pie del deportista, desaloja el aire, provocando vacío.

Se dice controlado, porque  se puede ir regulando la salida del aire, de tal manera que, si  el material se desplaza, ò se arruga, podemos parar el vacío, corregir y seguir copiando, ya que tenemos la gran ventaja que estas resinas composite, permanecen maleables durante mucho tiempo, hasta enfriarse totalmente y quedar rígidas.

Esta ductilidad y mínimo espesor, permiten realizar este tipo de plantillas, en todos los deportes que utilizan calzados rígidos, donde el espacio es muy reducido, y donde otras combinaciones de plantillas, no pueden entrar. Es mundialmente usada en Triatlón, ciclismo, esquí, calzado para automovilismo, y también en running, (calzados de velocidad,), y, desde hace algún tiempo, la venimos utilizando con éxito en nuestro país, con una gama de usos deportivos cada vez mayor, por su versatilidad, de poder mezclar a una temperatura que podemos manipular, distintos elementos, para diferentes zonas del pie, y con diferentes propiedades. De esta manera obtenemos en una misma plantilla, propiedad de absorber, propiedad de amortiguar, propiedad de rebotar, además con la ventaja de poder modificar alguna zona de la plantilla a posteriori, con calor.

En el triatlón, podemos realizar el vacío controlado, simulando condiciones reales de competencia, es decir con el atleta sentado en la bicicleta, y el pié colocado sobre la fijación, asegurándonos el correcto formado del arco interno , y la contención  interna del tobillo, evitando algo que es bastante frecuente, como acercar las rodillas al cuadro de la bicicleta, durante la tracción del pedaleo, ocasionando un desbalance en la biomecánica del tren inferior y aumentando el gasto energético, y la sintomatología dolorosa en la articulación de la rodilla.

Los resultados obtenidos con esta técnica, son excelentes, dada la capacidad de modificar el elemento hasta conseguir el resultado deseado, poniendo a los pies del atleta, tecnología è innovación a la altura de sus objetivos y su rendimiento. Mas abajo las fotos de dichas plantillas en el conocido ciclista Matías Medici, en nuestro consultorio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *